martes, 10 de abril de 2018

Las lesiones han mermado a Capitanes en la Final ante Soles de Mexicali

Las lesiones han mermado a Capitanes en la Final ante Soles de Mexicali, pero la plaga que ahora afectó a Emmanuel Andújar, Ernesto Oglivie y Héctor Hernández comenzó meses atrás.

A mediados de enero, Mario Díaz fue contratado para reforzar al plantel; sin embargo, tras ver acción apenas en un partido, se rompió el tendón de Aquiles y quedó fuera por el resto de la temporada.

Pese a ello, el alero de 33 años se ha mantenido con el plantel en el camino hasta la Final, y entiende el sentir de quienes no han podido participar en los juegos decisivos.

"Es una sensación de gusto y desesperación por no poder apoyar físicamente, pero pues todo lo que podamos hacer, apoyar desde las toallas, el Gatorade, darles palabras de aliento, chocarles la mano.

"Sí se siente cierta frustración por no poder ser parte de esto, pero pues hay que disfrutar lo bonito que es ver este estadio lleno, con la gente entregada", contó Díaz a CANCHA.
El jugador mexicano de 1.90 metros es una persona reflexiva.

"Una lesión o una enfermedad son cosas que, por más que busquemos explicación, lo único que podemos hacer es tener resignación y entender que es una prueba más, y más que un problema, para nosotros es una motivación".

El delantero aplaudió la manera en que la directiva ha tratado estos casos, algo que habla de una franquicia que ve más allá de lo económico y lo deportivo.

"No hay queja alguna. Están 100 por ciento atrás de nosotros, tanto en mi caso como con Emmy. Sé que estuvieron ahí en cuanto se enteraron de lo que pasó, le ofrecieron 100 por ciento de apoyo.

"Yo creo que eso y muchas cosas más hacen que este equipo sea diferente a todo lo que tenemos en la Liga", aseguró.

Capitanes se juega hoy la vida (19:00 horas) en el Juan de la Barrera, en el quinto juego de la Final, que necesita ganar forzosamente si aspira a levantar el campeonato.