domingo, 15 de abril de 2018

"Un fin de semana para olvidar", así ha descrito Lewis Hamilton (


"Un fin de semana para olvidar", así ha descrito Lewis Hamilton (Mercedes) su participación en el Gran Premio de China tras una carrera en la que sólo ha podido conseguir un cuarto puesto con sus neumáticos prácticamente acabados. Ver River vs Rosario Central EN VIVO

"Hemos tenido un desempeño deficiente, pero no voy a bajar la cabeza porque sé que tenemos una batalla difícil por delante", apuntó el británico, que tras esta tercera prueba figura segundo en el mundial con 45 puntos, a nueve del Ferrari de Sebastian Vettel.

El alemán quedó este domingo en octavo lugar después de que el holandés Max Verstappen (Red Bull) chocara con él y lo dejara tocado para el resto de la carrera, un incidente que hizo que la diferencia de puntos entre Vettel y Hamilton no creciera.

"Pudo haber sido peor, Max me hizo un favor hoy en términos de clasificación, de puntos, pero es un fin de semana para olvidar, eso es seguro", apuntó el cuatro veces campeón del mundo.

Durante la segunda mitad de la carrera, Hamilton intentó "aguantar" pero "mis neumáticos estaban terminados, así que no tuve oportunidad de mantener a los Red Bull detrás", dijo.

"Ahora tenemos que trabajar duro para entender por qué hemos estado luchando y comenzar la escalada hacia el frente del campo", afirmó Hamilton, quien destacó la necesidad de "volver a mi nivel normal de rendimiento antes de perder más puntos valiosos".

La próxima carrera, la cuarta del mundial, tendrá lugar en dos semanas en la ciudad de Bakú, donde se disputará el Gran Premio de Azerbaiyán.

En tanto, el alemán de Ferrari reconoció que tuvo suerte de terminar la carrera.

"Tuve suerte de acabar la carrera. Después de una colisión como la que tuve, creo que podríamos habernos detenido allí", apuntó el piloto de la Scuderia.

Tras salir desde la pole, Vettel realizó un buen arranque de carrera y lideró las primeras vueltas hasta que Bottas le hizo un "undercut" (cambiar antes neumáticos para aprovechar la mayor velocidad de las ruedas nuevas) y lo relegó a la segunda posición.

Así continuó hasta que un incidente con los dos coches Toro Rosso desencadenó el coche de seguridad.

Los Red Bull aprovecharon la coyuntura para hacer una parada y poner neumáticos de compuesto blando (más rápidos), por lo que tras la bandera verde atacaron con mucha más velocidad.

"Después de eso, estaba claro que Red Bull era más rápido y creo que no tenía sentido resistir mucho por la forma en que Daniel (Ricciardo, ganador de la prueba) se acercaba por detrás, y luego, lo mismo sucedió con Max", explicó, aunque este acabó tocándole. El piloto holandés, contó, llegó a disculparse tras la carrera.

Pese al mal resultado de hoy, Vettel es todavía líder del mundial, con 54 puntos, nueve más que el británico Lewis Hamilton (Mercedes).

La próxima carrera, la cuarta del mundial, tendrá lugar en dos semanas en la ciudad de Bakú, donde se disputará el Gran Premio de Azerbaiyán.